LA BARRICA

La barrica más empleada es la de madera de roble con una capacidad de 225 litros, denominada bordelesa.

El roble es una materia viva. Existen más de 250 especies de "Quercus" conocidas en todo el mundo, pero sólo unas pocas son las elegidas en la fabricación de barricas para conseguir excelentes vinos.

El roble americano, Quercus alba, árbol de porte majestuoso, tronco derecho y amplia copa, es uno de nuestros protagonistas. Sus bosques se extienden por varias regiones de Estados Unidos: Norte Apalaches, Ohio, West-Virginia y Missouri...

En Europa, encontramos otra especie de roble muy apropiado para la crianza de vinos de alta calidad, el Quercus Petraea. Francia es la zona geográfica de Europa con más bosques de esta especie, entre los que destacan Le Fôret du Centre, Troncais, Allier y Nevers.

La madera de estos robles es de gran dureza, con diferente grano según su procedencia, con anillos de crecimiento bien marcados, densa y muy resistente. Es un árbol de larga vida, que puede superar el millar de años.Un profundo conocimiento adquirido a lo largo de los años, aporta la experiencia para elegir los mejores ejemplares. Es importante el lugar donde habitan pues determina el tipo de grano y los aromas que la madera aportará al vino. El origen de la madera caracteriza los distintos aromas y sabores que la barrica transfiere al vino. A través de sus poros hay un intercambio gaseoso que favorece la formación de combinaciones entre los taninos de la madera y los antocianos del vino, creando un color, aroma y sabor característicos a cada vino.

VARIABLES A CONSIDERAR

  • 1.-Distintas especies madereras.
  • 2.-Distintos hábitats de cultivo.
  • 3.-Distintas técnicas forestales (marco, crecimiento, etc.).
  • 4.-Distintos tipos de corte (hendido o aserrado).
  • 5.-Distinto período de curado de la madera cortada.
  • 6.-Distinto grosor de la duela.
  • 7.-Distinto grado de tostado para curvado.
  • 8.-Posibilidad de tratamiento tonelero impermeabilizante o de cobertura de poros.

Después de estas consideraciones de parámetros de imprecisa valoración, podemos preguntarnos: ¿Qué sabemos en términos técnicos del roble? ¿El enólogo puede aventurar o predecir el comportamiento de una partida de barricas de roble ante su vino? Resulta que, a pesar de los técnicos, en la temática del roble con respecto al vino se actua por crédito y confianza en el maestro artesano tonelero.

PROCESO DE CREACIÓN DE LA BARRICA

  • 1º.- El Secado de la duela o pieza de roble que conforma la barrica La madera, como materia viva que es, así ha de tratarse. El tiempo, es elemento fundamental para el secado de la duela, por lo que permanece curándose durante varios años para que la humedad interior vaya disminuyendo de manera lenta y natural, de 18 a 24 meses al aire libre y un año bajo techado.
  • 2º.- Armado de la barrica. Tras un esmerado proceso de selección, los expertos toneleros, conocedores del arte de dar forma a las duelas, se encargan de convertir el roble en barrica. Con la ayuda de los aros galvanizados, la forma de la barrica se mantendrá en perfecta conjunción y armonía.
  • 3º.- El domado y tostado de la barrica. El tipo de tostado interior de la barrica, sobre fuego de leña de roble, resalta propiedades aromáticas en la madera, influyendo decisivamente en el carácter de los futuros vinos que dormirán largo tiempo en ellas.
  • 4º.- Control de calidad. Un riguroso proceso de ensayos y pruebas finales garantizan la calidad del producto.

PIEZAS Y DIMENSIONES

Pondremos el ejemplo de la barrica utilizada en La Rioja llamada Bordelesa de 225 litros.

  • Peso en vacío 55 Kg.
  • Longitud................................95 cm.
  • Espesor de duela...................29 mm.
  • Diámetro panza.....................70 cm.
  • Diámetro en cabeza...............57 cm.
  • Número de duelas..................27-28
  • Número de tablas en fondo......5-7 Normalmente: 1 mediana,2 contramedianas y 2 chanteles.
  • Número de ejes galvanizados....8

¿Qué aspectos de la barrica influyen en la crianza del vino?

  • La procedencia de la madera. Lo más habitual es el roble americano, generalmente aserrado, por su menor coste, pero cada vez se emplea más el roble francés de los bosques de Allier, Limousin o Nevers.
  • La forma en que estén cortadas las "duelas" (cada una de las tablas que conforman la barrica).
  • La edad de las barricas. Las barricas nuevas o con poco uso transmiten con mayor rapidez sus caracteres al vino que las viejas, ya que estas últimas han ido perdiendo sus aportes característicos con el uso y es necesario una mayor permanencia del vino en ellas.
  • El tiempo de permanencia del vino. Cuanto más se alargue la crianza, en mayor medida se transmitirán al vino los caracteres de la madera, con la consiguiente pérdida de fruta.

¿Cómo se lleva el vino a la barrica?

  • Antes de recibir el vino, se quema el interior de la barrica con azufre para sanearla, eliminar el oxígeno y todos los restos microbianos.
  • El vino se introduce lentamente, mediante una caña que llega hasta el fondo para evitar la formación de espuma que desplace el anhídrido sulfuroso formado por la combustión de azufre.
  • Se cierra la barrica con un tapón de corcho recubierto de arpillera o los novísimos de silicona de forma que queden lo más herméticas posible.

[VOLVER] - [PÁGINA PRINCIPAL]

El vino©Tresem Mohebius - 2002. Realizada para Internet Explorer 5.0 o superior y una resolución de 800x600.

. . .